Clima astrológico de septiembre de 2021.

Septiembre siempre es un mes de grandes expectativas y cambios. En la antigüedad era la época de las últimas cosechas, de hacer los preparativos para la llegada de la época oscura del año. Los días son cada vez más cortos y se nota. También el otoño, que llegará a final de este mes, flota en el ambiente. Aunque el verano, que siempre se resiste a marcharse, nos regala ese último “veranillo de los membrillos”, también conocido como verano de San Miguel, que aún permite disfrutar de unos días sin abrigos ni bufandas. En la actualidad, el final de las vacaciones y el comienzo del nuevo curso escolar hacen de esta fecha un periodo similar a fin de año. Un momento de expectativas, de proyectos y planes. Por eso este mes es tan prolífico en la aparición de novedades editoriales, especialmente coleccionables, y en la comercialización de cursos. Esto no va cambiar, el resto sí.

Y es que estamos en un periodo de fuertes transformaciones sociales, económicas y lo más importantes: culturales. Nuevos paradigmas se abren paso, mientras que los viejos esquemas mentales aún se resisten a caer. Esto genera conflicto. Lo estamos viviendo constantemente en el mundo. Y lo vamos a seguir viendo. Es una realidad que nos afecta de formas muy distinta a cada uno. Nos pone a prueba y nos obliga a evolucionar y adaptarnos. Este mes de septiembre, con los aspectos astrológicos que se presentan, va a ser un buen ejemplo de la época que nos ha tocado vivir.

Lo más destacable –aunque esta es una apreciación subjetiva, que no van a compartir todos los astrólogos–, es la posición de Urano y resto de retrogradaciones. Urano está retrógrado en Tauro desde el 19 de agosto y seguirá así hasta el 18 de enero de 2022. En este periodo se moverá cuatro graditos, del 11 al 15. Lo peor ha pasado, pues el caos que genera suele notarse especialmente en los primeros quince días. Después, la cosa se va calmando un poco. Sin embargo, en esta ocasión, Urano se une a Júpiter, Saturno, Neptuno, Quirón y Plutón, que van a estar retrógrados durante todo el mes. Para colmo, Mercurio se pondrá también retrógrado hacia final de mes. Lo que invita a creer que septiembre será una montaña rusa de emociones y cambios. Un mes en el que nos podemos encontrar con muchas sorpresas y bastante confusión mental y emocional, sobre todo durante la primera mitad del mes, hasta la llegada del equinoccio, momento en el que Sol entrará en Libra, lo que unido al  Trígono de Aire que se formará unos días después, nos debe dar algo de tregua.

Quienes peor lo pueden pasar son los signos fijos, ya saben, los Tauro, Leo, Escorpio y Acuario, los signos con mayor rigidez en sus esquemas mentales y que tienen mayor necesidad de planificar y tener todo bajo control. No obstante, siempre depende de la carta natal de cada uno. Pero, en general, quienes más dificultad tengan para encajar los cambios, peor lo van a pasar.

Con todo esto no queremos decir que septiembre sea un mes malo. Al contrario, quienes aprendan a ver el vaso medio lleno encontrarán una fantástica oportunidad para dejar atrás todo aquello que les lastra y emprender nuevos proyectos, tanto personales como profesionales. De hecho, será un mes muy favorable para la puesta en marcha de nuevos proyectos, siempre que seamos capaces de sobreponernos a la confusión mental y alinear estos proyectos con los nuevos paradigmas sociales, económicos, culturales y tecnológicos que se están abriendo paso.

 

Analicemos uno a uno los aspectos más relevantes de este mes de septiembre:

Marte Oposición a Neptuno: Marte en Virgo hará oposición a Neptuno el 2 de septiembre. Esto significa que nos asolarán las dudas. Momentos de indecisión, que unidos a la fuerte energía masculina, nos puede llevar a una posición defensiva muy agresiva.

Venus ingresa en Escorpio el 10 de septiembre. Esta efeméride astrológica traerá a muchos una buena dosis de misterio y erotismo, que se verá influenciada también por la energía de Marte en Virgo en oposición a Neptuno, que no carece de cierto salvajismo sexual. Sin embargo, para muchos otros, y creo que de manera predominante, esta será una época en la que se activará lo peor de estas energías, desencadenando celos y muchos dramas. Mi consejo es que cuenten hasta diez antes de hablar y que aprovechen estas posiciones para superar tabúes y disfrutar de una transformación en sus relaciones.

Marte ingresará en Libra el día 14, por lo que reinará cierto pesimismo en quienes peor hayan llevado los cambios de esta primera mitad del mes. Sin embargo, Marte en Libra siempre nos trae también mucha capacidad de adaptación, de ser diplomáticos y respetuosos con los demás. Aprovechen para mejorar la comunicación, pero no se vuelvan insistentes si ven que la otra parte se niega a hablar de algún tema.

Sol ingresa en Libra el 22 de septiembre, con el equinoccio. Este tránsito debería favorecer más las relaciones sociales, que serán protagonistas gran parte del mes, y traer más equidad a nuestras vidas. Aprovechar para pasar más tiempo con la pareja, la familia y los amigos.

Gran Trígono de Aire el 26 de Septiembre, unos aspectos que me encantan, pues despiertan nuestra curiosidad y ganas de aprender y descubrir cosas nuevas.  Estará protagonizado por la Luna en Géminis, el Sol y Marte en Libra, y Saturno retrógrado en Acuario. Esta alineación promueve la curiosidad, el deseo de aprender y socializar, la racionalidad, y la difusión de las ideas.

Y el 27 de septiembre: Mercurio retrógrado en Libra. Si, ya pueden volver a echarle la culpa de todo al pobre Mercurio, pero lo cierto es que su aportación a nuestra vida es extraordinaria. Gracias a él nos deshacemos de muchas mierdas emocionales y nos permite cerrar etapas. Por eso nos da regularmente la oportunidad de enfrentar problemas y conflictos soterrados, todas esas asignaturas pendientes del pasado. Que duele. Sí, pero no hay nada como hacer limpieza para sentirte renacido.

Una de las cosas que pueden pasar con Mercurio retrógrado es que regrese alguna antigua relación. Una oportunidad para cerrar definitivamente esa etapa emocional. Comprender que segundas partes nunca fueron buenas y dejar que le vayan dando a quien en su momento no nos supo conservar. Pero, si regresa ese fantasma del pasado y aún le quieres dar coba, la culpa es tuya y solo tuya. No le eches la culpa a Mercurio. El sólo hacía su trabajo.

 

Fuentes de las fotografías:

1.- https://flippityflop.es/articulos/clima-astrologico-semana-31-agosto/

2.- https://www.65ymas.com/consejos/trucos-identificar-constelaciones_16992_102.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.